Martes, 05 Diciembre 2017 00:00

CASI OCHOCIENTOS VOLUNTARIOS AMBIENTALES HAN PARTICIPADO EN LAS ACTIVIDADES ORGANIZADAS POR LA ASOCIACIÓN CULTURAL BOSQUES DE CANTABRIA DENTRO DEL PROVOCA 2017

Escrito por 

Con una “histórica” actuación en Castro Urdiales, en la que se produjo el sorprendente hallazgo de una moneda de Napoleón III, Bosques de Cantabria finalizó el pasado sábado su andadura durante 2017 en el Programa de Voluntariado y Educación Ambiental del Gobierno de Cantabria (PROVOCA) siendo, por quinto año consecutivo, la organización que más voluntarios ha congregado dentro de este Programa.

Las malas previsiones meteorológicas no desanimaron al casi medio centenar de voluntarios ambientales que el pasado sábado se congregaron en las inmediaciones del arroyo Aranzal de Castro Urdiales, para participar en la  última actuación organizada por la Asociación Cultural Bosques de Cantabria dentro de la edición de 2017 del PROVOCA. 

La climatología no impidió que los voluntarios realizaran todo el trabajo previsto y consiguieran el objetivo de la jornada, que no era otro que mejorar las condiciones ambientales del Arroyo Aranzal, a su paso por el Chorrillo. Como resultado del entusiasta trabajo de los voluntarios, este entorno cuenta ahora en su ribera con 40 nuevos árboles autóctonos (de entre 1,5 y 3 metros de altura) y tiene 400 kilos menos de basura en su cauce y orillas. Un nuevo éxito de resultados que se vio acompañado de una interesantísima visita, guiada por el arqueólogo y uno de los máximos especialistas en la materia, Pedro Rasines, al acueducto, con posible origen romano, de El Chorrillo, que los voluntarios agradecieron efusivamente. Además de este interesantísimo “encuentro con la historia”, la jornada deparaba una última sorpresa, también relacionada con el pasado de la Ciudad de Castro Urdiales. 

Mientras Carlos, uno de los voluntarios más activos y entregado a la causa del PROVOCA, cavaba el hoyo para plantar un árbol,  hizo un sorprendente hallazgo: lo que, en principio, parecía la chapa de una botella resultó ser una moneda de Napoleón III, fechada en 1853. Gracias a la intervención de Rasines, se pudo determinar “in situ” el tipo de moneda y tomar todos los datos necesarios para documentar el hallazgo. El propio arqueólogo se hizo cargo de la pieza para su posterior entrega a la Consejería de Cultura, como determina la Ley en estos casos.

Un inmejorable colofón a la variada y multitudinaria participación de Bosques de Cantabria en el PROVOCA 2017, en el que cerca de ochocientos voluntarios han depositado su confianza en esta dinámica Asociación para que su esfuerzo y su ilusión se traduzcan en resultados palpables de mejora del medio natural en nuestra Región.

A lo largo del año Bosques de Cantabria ha desarrollado 11 actuaciones, incluidas dentro del PROVOCA, por 9 localidades de Cantabria: Castro Urdiales, Colindres, Laredo, Liendo, Medio Cudeyo, Ramales de la Victoria, Santa Cruz de Bezana, Santillana del Mar y Soba.

Estas actuaciones han tenido por objeto organizar grupos de voluntarios ambientales para desarrollar actuaciones de mejora ambiental en temas tan variados como la reforestación, la eliminación de especies invasoras, la construcción y colocación de cajas nido, la recogida y siembra de semillas de árboles autóctonos, la señalización de itinerarios en la naturaleza, la eliminación de residuos en ríos y marismas, etc.

Más allá del valor simbólico de las actuaciones organizadas por Bosques de Cantabria, con ellas se han conseguido algunos resultados cuantificables que demuestran la importancia de desarrollar este tipo de actuaciones como son, por ejemplo, trescientos árboles autóctonos de gran porte plantados, 3,5 toneladas de residuos retiradas, 6 toneladas de plantas invasoras eliminadas y dos mil semillas de especies autóctonas sembradas.

En todas estas actuaciones no han faltado pequeños itinerarios interpretativos para facilitar a los voluntarios el conocimiento sobre el terreno de las características y especies más representativas de los diferentes espacios naturales en los que se han desarrollado estas actuaciones: bosques atlánticos, bosques de ribera, encinares cantábricos, dunas, marismas, ríos, parques periurbanos, etc. 

El PROVOCA es el Programa de Voluntariado y Educación Ambiental del Gobierno de Cantabria, que es coordinado desde el Centro de Investigación del Medio Ambiente (CIMA) y en el que intervienen alrededor de treinta entidades organizando actividades. Entre ellas, una vez más, ha destacado la Asociación Cultural Bosques de Cantabria, que con casi 900 participantes en 2017, es, por quinto año consecutivo, la organización que más voluntarios congrega en este innovador Programa que canaliza la inquietud altruista de miles de personas que, desinteresadamente, aportan su esfuerzo y su ilusión para la mejora de nuestro patrimonio natural.

Visto 196 veces