Martes, 26 Febrero 2019 00:00

El presidente de Cantabria Miguel Ángel Revilla ha participado en el taller de radio y en la celebración de Las Marzas y los carnavales del colegio Pablo Picasso de Laredo

Escrito por 

El presidente autonómico, Miguel Ángel Revilla, ha realizado hoy un reconocimiento a la calidad la enseñanza pública, por la que siente una "verdadera devoción", y ha mostrado su satisfacción al comprobar, en la visita que ha efectuado al colegio público Pablo Picasso de Laredo, cómo los jóvenes conocen las tradiciones regionales y se sienten orgullosos de pertenecer a Cantabria y a España.

Revilla ha puesto en valor el avance del modelo educativo de Cantabria, que, entre otros muchos méritos, ha conseguido formar a las nuevas generaciones como cántabros y españoles, algo que ha considerado un sentimiento "complementario" frente a otros territorios que cuentan "historias raras que no son ciertas".

"Creo que vamos por buen camino", ha dicho el presidente, y para reforzar este mensaje ha hecho alusión al estudio de Bloomberg Healthiest Country Index, que analiza los diferentes factores que influyen en la calidad de vida de los ciudadanos y que sitúa a España como el país más saludable del mundo, por encima de países como Japón, Finlandia o Suiza. En su opinión, "es para sentirnos orgullosos" y dejar de considerar a nuestro país como de "segunda división".

Asimismo, ha destacado su "empeño" como presidente en ofrecer una imagen positiva de Cantabria en el país, una tierra que ha descrito como "apacible" y "amable", capaz de que "nadie se considere ajeno, aunque no haya nacido aquí".

En la visita al colegio Pablo Picasso, invitado por la dirección del centro, Revilla ha participado en el programa de actividades organizado en colaboración con el AMPA para celebrar Las Marzas y los carnavales, y ha intervenido en un taller de radio con un grupo de alumnos de 4º, 5º y 6º de Primaria, que le han preguntado por su infancia en Polaciones, anécdotas de su etapa escolar y sus funciones como presidente.

Uno de los niños ha demandado mejoras para el colegio, relacionadas con el arreglo de goteras y persianas. Revilla se ha comprometido a trasladar estas necesidades a la Consejería de Educación con el fin de garantizar el correcto funcionamiento del centro educativo.

Revilla ha estado acompañado por la directora, María Auxiliadora Ugarte, y otros miembros del claustro de profesores. Este colegio público de Laredo cuenta actualmente con cerca de 160 alumnos matriculados.

 

Visto 280 veces